Los pronósticos son optimistas para el real estate español. La inversión en el sector inmobiliario en España rebotará un 32% este año, por lo que alcanzará 11.500 millones de euros y volverá a niveles prepandemia, según el informe ‘Real Estate Investment & Financing Keys’ realizado por Deloitte. Los encuestados aseguran que la vacuna y la inmunidad de rebaño serán las claves de la recuperación.

La inversión en el inmobiliario español en 2020 cayó un 52%, hasta 8.700 millones de euros. El mayor descenso se produjo en hoteles, donde la inversión se recortó un 62%, seguido de las oficinas, el segmento que más inversión acumula, pero que anotó una caída del 49%. Ni siquiera el auge del ecommerce hicieron que el logístico despuntara, ya que redujo su inversión un 26%. Por su parte, el ‘retail’, uno de los segmentos más golpeados por la pandemia, finalizó el año con una caída del 23%.

En España, todos los tipos de inversores redujeron su inversión en 2020. El que más recortó su actividad en el inmobiliario fueron los institucionales y las socimis, con un descenso del 79%. La inversión ‘cross-border’ se contrajo un 43%, mientras que la inversión privada cayó un 38%. Por tipo de activo, los ‘players’ prefirieron inversiones seguras y los activos core+ y core anotaron un aumento de inversión del 8% y el 6%, respectivamente. Mientras que las inversiones ‘value add’ se contrajeron un 14%.

Más allá de la caída en el volumen de inversión, la pandemia ha dejado cambios estructurales en el mercado español. La incertidumbre provocada por la caída de contratación de oficinas puede hacer peligrar sus volúmenes de inversión, sobre todo en las zonas secundarias. En el retail, los cambios en el comportamiento del consumidor y la penetración del ecommerce van a impactar en el diseño tanto de los centros comerciales como en el de los ejes ‘high street’.

La logística vive su momento más dulce con el aumento de la demanda provocada por el auge del ecommerce, si bien los centros logísticos deberán adaptarse y construir instalaciones especializadas en el comercio online.

Teniendo en cuenta el nuevo escenario tras el covid-19, Deloitte señala activos ‘value add’ como los data center, el ‘build-to-rent’, la logística y los resorts, junto a otros más maduros como la logística y el residencial, como los segmentos que se recuperarán más rápidamente.

Source: Idealista