Todas las familias tienen su marca, su dinámica, su personalidad única, propia y especial. Muchas de estas familias quieren dejar a sus futuras generaciones este legado tan preciado, a lo largo de los años, por todos los patriarcas y matriarcas.

NP Consulting MFO beneficia a todas las familias y formenta, precisamente, el creer en los valores y la conservación de su identidad. De esta forma se construyen verdaderos imperios morales que conducen, en muchas ocasiones, al éxito de sus negocios.

Junto con las familias y sus socios de negocios, NP Consulting MFO intenta aumentar el potencial ya existente (ya sea en términos financieros o no financieros), junto con sus consultores y colaboradores en las diferentes áreas, para que el legado perdure a lo largo del tiempo y sea visto por las generaciones futuras como algo que supone un orgullo conservar y por lo que vale la pena luchar.

¿Conoce el estado general de su patrimonio?

Para tomar decisiones acertadas y objetivas, la familia necesita una visión condensada y personalizada de sus activos financieros y no financieros.

¿Estará su portafolio en consonancia con sus objetivos?

Establecer objetivos claros es fundamental para un enfoque de inversión basado en objetivos. Se trata de un proceso dinámico y continuo de evaluación de objetivos y el establecimiento de una estrategia de inversión personalizada acorde con cada uno de los objetivos marcados.

¿Cuándo sé que necesito un Family Office?

Cuando las familias cuentan con una amplia cartera de activos financieros y no financieros quieren que este patrimonio sea conservado, protegido y desarrollado de forma sana. Saben que vale la pena invertir en alguien que tenga la experiencia y los conocimientos necesarios para realizar este trabajo, junto con las familias titulares del patrimonio.

Las familias saben que necesitan un Multi Family Office cuando alcanzan una determinada estructura; un estructura que necesita un cuidado especial que es proporcionado por alguien con conocimiento y experiencia y que se encarga de mantener el patrimonio, los intereses de la familia y de las generaciones futuras.